Consejos para cuidar un cachorro recién nacido

Publicat per el 3/08/2017.

Cuando las camadas de cachorros tienen poco de vida, de la misma manera que
sucede con los bebés, es importante proporcionarles ciertos cuidados. Normalmente, estos
se los proporciona la madre; no obstante, en determinadas ocasiones ésta no está
presenta, así que hay que hacerse cargo de ellos. A continuación van algunos consejos para
cuidar cachorros recién nacidos.

¿Cómo los cuidamos los primeros días?


Humedad de la habitación de los cachorros y la madre:
Para que un cachorro recién nacido, así como la madre, se encuentren a gusto, la humedad
de la habitación en la que se encuentren durante los primeros días tras es el parto es casi
igual de importante que la temperatura de la misma. Lo ideal es que la humedad de la
habitación oscile entre un 55% y un 65% para que los neonatos no se deshidraten. No es
recomendable que el porcentaje supere el 65% porque podrían producirse enfermedades
provocadas por los hongos a causa de la humedad.

Temperatura de la habitación de los cachorros y la madre:
La temperatura de la habitación de los cachorros recién nacidos también es importante; hay
que tener en cuenta que, al igual que sucede con los bebés, estos no tienen ningún tipo de
defensa corporal. La primera semana de vida, lo ideal es que la habitación esté entre 30º
y 32º de temperatura. En la segunda semana ya se puede reducir ligeramente a entre 26º y
28º. A partir de la tercera semana, la temperatura idónea es de alrededor de 22º.

Emociones de los cachorros recién nacidos:
Quizá el período más importante en la vida de los cachorros, sobre todo en lo relativo a la
sociabilidad de estos tanto con otros perros como con las personas, se da entre las tres y
las doce primeras semanas de vida. Es el periodo de aprendizaje de los cachorros. Por lo
tanto, a partir de las dos semanas desde el nacimiento, cuando empiezan a abrir los ojos,
es importante darles muchísimo cariño y hablarles; es la mejor manera de ayudarles a
adaptarse a su nuevo entorno.

Alimentación:
Si hay que alimentar a los cachorros recién nacidos sin la presencia de la madre, la mejor
manera de hacerlo es darles leche en biberones, de la misma manera que a los bebés.

Separación de los cachorros:
Respecto a la separación de los cachorros, en ningún caso se recomienda hacerlo antes del
mes o mes y medio desde el nacimiento. El motivo es que sería demasiado prematuro y a
los cachorros no les vendría nada bien en sus relaciones con el resto de perros, lo cual
podría traerle problemas a medio y largo plazo.

Desde la protectora, siempre recomendamos intentar dejar a la madre con sus cachorros hasta que estos tengan cierta edad y hayan cogido la fuerza necesaria para sobrevivir…

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *